Foro general de la red de infantil

trabajos de lecto-escritura

 
Imagen de Inmaculada Calañas Continente
Re: trabajos de lecto-escritura
de Inmaculada Calañas Continente - miércoles, 27 de junio de 2007, 16:46
 
Hola: Ya se acercan las merecidas vacaciones. Aprovechando que hoy quiere funcionar el ordenador quisiera contaros mi experiencia en lectoescritura. No sé si os ocurrirá lo mismo, pero en mi clase es fácil que, los carteles se desprendan de la pared. Eso ocurrió con el abecedario hace ya tres cursos. La promoción que ahora termina, estaban comenzando el contacto con la escuela. Un día, mientras organizaba la higiene y desayuno de unos y otros, me di cuenta de que un grupo de niños y niñas permanecían tumbados sobre algo en el corcho y dialogaban animadamente. Resultó ser el abecedario y los comentarios versaban sobre las imágenes modeladas en plastilina que lo ilustraban. Aprovechando el entusiasmo aprendimos la canción del abecedario y su lectura, entró a formar parte de la rutina de cada día. Era tan motivador que no bastaba cantarlo una vez, sino que lo repetíamos dos y tres veces sin que perdieran la ilusión. Muy pronto, identificaban las letras de sus nombres (puestos en sus mesas) en otras tantas palabras que decoraban la clase, aparecían en la pizarra, láminas,...A los cuatro años, creamos la caja de las letras. Se les entregaron a las familias letras cursivas que debían colorear según un código específico, recortar y plastificar. En ellas podrían colocar también palabras e imágenes que les resultaran significativas. En clase, mostraban sus palabras, realizábamos discriminación auditiva de vocales que aparecían y, escribíamos en orden de aparición dichas letras. Otras veces, eran meros dictados de grupos vocálicos. En cinco años, esta caja se amplió con un montón de palabras y frases para relacionar con sus imágenes, inventar y escribir oraciones,... Puedo decir que 21 de mis 25 alumnos y alumnos saben leer y les gusta. Para desarrollar este afán también ha sido muy útil la participación de las familias que, a lo largo de dos cursos, un día a la semana venían a contar un cuento en la clase. Este último año, era el PROTAGONISTA DE LA SEMANA, el encargad@ de hacerlo. Mención especial merece la niña de necesidades educativas especiales que, con su historia real, emocionó a sus compañeros y compañeras hasta la lágrima, se esmeraron en sus dibujos al respecto y expresaron que era el que más les había gustado. Desearos feliz verano, mucho descanso y hasta muy pronto.