Alfonso Jesús Serrano García. Reflexión.