Mª José López de la Iglesia. Encuentro que cautiva y transforma